miércoles, 8 de julio de 2015

El dilema de los carbohidratos

Todos aquellos que nos hemos adentrado en este camino hacia la perfección, sufrimos con los hidratos de carbonos. ¿Son buenos o malos? Pues ni uno ni lo otro, si se saben usar con sabiduría.

Este post estará enfocado en aquellas princesas y príncipes primerizos, los cuales son los que más se confunden con esta clase de alimentos.

Lo ideal es ir disminuyéndolos paulatinamente, porque de golpe y porrazo solo lograremos niveles muy altos de ansiedad, atracones indeseados y, lo peor de todo, comiendo de más sin darnos cuenta. Para empezar, hay que cambiar las harinas blancas por integrales, eliminar la bollería y pastelería, adiós a las gaseosas y jugos envasados, cambiar lácteos regulares por lácteos 0% grasa, sustituir el azúcar refinado por endulzantes (como stevia, agave, etc.).

Y un tip, que a mí me resulto de maravilla, es identificar si tus antojos son dulces o salados, ya que asi puedes sustituirlos con versiones sanas y de bajas calorías, ejemplo:
  • Antojo dulce: en vez de comer un caramelo, podemos hacer cubitos de hielo hechos con pulpa de fruta natural, y si son de frutas con calorías negativas, ¡mejor aun!
  • Antojo salado: cambiemos los chips de papas por dos cubitos de queso blanco y tomate, bajo en grasas y calorías, sin quitarle sabor!
Finalmente, os dejó aquí una lista con algunos de los alimentos que pueden sustituir a los carbohidratos que deseamos eliminar, y la porción a ingerir:
  • Arroz = ½ taza de arroz basmati o salvaje
  • Pastas = ½ taza de pasta integral alta en fibra
  • Pan= 1 tajada (mujeres o 2 tajadas (hombres) de pan 100% centeno (rico en fibra y bajo en grasas)
  • Azúcar = stevia, agave, miel.
  • Mantequilla = 8 gotitas de aceite de oliva, una piza de sal y orégano sobre el pan (si os gusta el ajo, también queda muy sabroso). De preferencia usar pan tostado.
  • Quesos amarillos, curados o fermentados = una porción del tamaño de una cajita de fosforos de quesos blancos y/o frescos, máximo 3 al día, buscar alternativas reducidas en grasa.
  • Lacteos = 1 taza de lácteos 0% grasa, 1 vez al día.
  • Manzana roja = cambiarla por una manzana verde del tamaño de tu puño. Máximo 2 al día, solo si haces ejercicio.
  • Banana = ½ banana PEQUEÑA. SOLO PARA LOS QUE EJERCITAN.
  • Gaseosas = Agua de frutas natural, sin azúcar añadida, puedes probar agregándole menta, albahaca o jengibre. Le dan un toque fresco y delicioso.
  • Embutidos = 1 o 2 tajadas de jamón serrano o ibérico, no más de 3 veces por semana. El resto de los embutidos es mejor evitarlos a toda costa.
Para llegar a la perfección hace falta paciencia y constancia, empecemos con estos pequeños cambios, ¡que sin duda alguna te ayudaran a empezar si aún no sabes cómo hacerlo!

1 comentario:

AGUS985 dijo...

hola hola! la miel como sustituto de azucar es genial, es mas natural, nos ayuda a la digestion, pero OJO! tiene las mismas calorias!

Lumpy Space Princess - Adventure Time